Translate

martes, 29 de julio de 2014

EN VERANO......... REFRESCANTE NORDIC WALKING

En verano, el  calor no debe ser una excusa para dejar de caminar regularmente en nordic walking.  Eso sí; la cuestión es poner más atención de lo habitual en la hidratación y la protección frente a las altas temperaturas y los rayos del sol; también deberemos trabajar más la calidad que la cantidad. 

Caminar en verano puede ser una refrescante experiencia si sabemos escoger las horas del día adecuadas y los espacios naturales idóneos. El cuerpo puede funcionar a temperaturas altas si lo preparamos para ello. Aclimatarse a las temperaturas altas puede llevarnos entre una o dos semanas. La clave para ello está en la hidratación que, siempre muy importante, pero en verano adquiere mucho más protagonismo, ya que  puede afectar de manera significativa no tan sólo al rendimiento físico, sino a la salud. Beber entre 400 y 600 ml, una hora y media antes de salir, le permitirá a nuestro organismo  un menor aumento de la temperatura corporal y una disminución del esfuerzo.

Las peores horas para salir a caminar en verano son entre las once y media de la mañana y las cinco de la tarde. Hay que evitar salir sin camiseta para no acelerar la deshidratación. Utilizar la ropa adecuada, gorra, gafas de sol y crema solar se hace imprescindible...... Seguir leyendo más: aquí