Translate

miércoles, 9 de julio de 2014

¿REALMENTE SE QUEMAN MÁS CALORIAS Y SE ELIMINA GRASA CAMINANDO O CORRIENDO EN EN AYUNAS?

La respuesta es que si. Después de haber estado toda la noche sin comer nada (durmiendo), nuestro cuerpo se encuentra falto de nutrientes, especialmente de carbohidratos y glucógeno en nuestros músculos. Esto hace que , al someter a nuestro cuerpo a un esfuerzo (dependiendo de la intensidad), el organismo tienda a recurrir a las grasas acumuladas para obtener energía.

ATENCIÓN: 

Hay que tener mucho cuidado con la intensidad. Si hacemos ejercicio, como correr o marcha nórdica, a demasiada intensidade, nuestro cuerpo necesitará una fuente de energía más rápida que las grasas y, al no tener glucógeno, este recurrirá a la propia energía del músculo, y este no es nuestro objetivo. Por lo tanto, el ejercicio cardiovascular en ayunas debe ser siempre de intensidad moderada y no muy prolongado, no más de 45 minutos a los sumo para no desgastar nuestros músculos.

En situaciones normales, cuando nuestro cuerpo está bien cargado de glucógeno, al realizar ejercicio cardiovascular empezaremos a quemar grasas de nuestro cuerpo a partir de los 20 minutos o media hora dependiendo de la intensidad inicial del ejercicio, ya que es lo que tarda el cuerpo en consumir la mayor parte del glucógeno almacenado y empezar a recurrir a las grasas para obtener energía.

Reaizando ejercicio en ayunas, al tener las reservas de glucógeno muy bajas, el cuerpo tiende casi desde el inicio a proceder a la quema de grasas, justo lo que necesitamos si queremos adelgazar haciendo deporte, con una alimentación adecuada y bajo control facultativo.

Consideraciones generales para el ejercicio en ayunas

  1. Antes de salir hacer ejercicio tomar un vaso de agua
  2. No prolongar el ejercicio más de 45 minutos en ningún caso
  3. Hacer ejercicio de forma moderada
  4. Terminado el ejercicio hay que alimentarse bien, ingiriendo alimentos con carbohidratos y proteínas.
  5. No hacerlo más de una vez por semana. 
  6. Cuando decidas realizar ejercicio en ayunas, que sea nada más levantarse de la cama.

Con estas indicaciones y mucho sentido común ya puedes realizar un entrenamiento metabólico semanal. 

Fuente: Revista Corricolari es Correr (nº320 junio 2014)