Translate

lunes, 29 de septiembre de 2014

LA INACTIVIDAD FÍSICA, RESPONSABLE DEL 5% DE LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Según la Encuesta Nacional de Salud, en nuestro país el 35,86% de los hombres y el 46,64% de las mujeres son sedentarios. El 29 de septiembre con motivo del día mundial del corazón, cabe destacar que entre los distintos factores de riesgo cardiovascular se incluyen la obesidad, la hipertensión, la diabetes, el colesterol elevado, el tabaquismo, el consumo de alcohol y la inactividad física, este último es el responsable de un 5% de las enfermedades cardiovasculares, según un informe de la World Heart Federation (WHF).

Son conocidos ya los muchos beneficios de practicar actividad física de forma regular. Ahora, investigadores del Karolinska Institute han realizado un estudio en el que se ha observado que, en mujeres de mediana y avanzada edad, andar o caminar pequeños períodos de tiempo cada día se asocia con un menor riesgo de padecer fibrilación auricular, la arritmia más frecuente que afecta al 4,4% de los españoles mayores de 40 años (más de 1.018.000 personas).

Para llevar a cabo esta investigación se analizó la información en relación a la actividad física de 36.513 mujeres de entre 49 y 83 años sin fibrilación auricular durante 11 años. Tras el análisis de los datos, se observó que caminar o ir en bicicleta estaba inversamente relacionado con el riesgo de padecer fibrilación auricular. De hecho, realizar alguna de estas actividades físicas entre 20 y 39 minutos al día ya supone una reducción destacable del riego de sufrir la enfermedad.

Otro estudio realizado en Estados Unidos ha demostrado que la capacidad de realizar actividad física es un factor independiente de riesgo cardiovascular tanto para personas con diabetes como para aquellos que no la sufren.

Los investigadores analizaron la disminución de la capacidad de realizar ejercicio durante una prueba de esfuerzo como factor de riesgo de padecer eventos cardiovasculares adversos. Para ello realizaron distintas pruebas y un seguimiento de 53 meses en 490 personas no diabéticas y 404 pacientes con diabetes. Los resultados mostraron que, en comparación con los no diabéticos con una capacidad de realizar ejercicio mayor o igual al 85%, las personas no diabéticas con una capacidad de ejercicio inferior al 85%, tenían mayor prevalencia de isquemia miocárdica (34% frente a 19%), de enfermedad coronaria de las arterias (31% frente a 13%), de infarto de miocardio (17% frente a 7%), de accidente cerebrovascular (8% frente a 2%), de muerte por causa cardiovascular (11% frente al 3%), y de infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o muerte en el seguimiento (32% frente a 11%).

Este aumento del riesgo cardiovascular también se producía en las personas diabéticas. Así, los pacientes con diabetes con una capacidad para realizar ejercicio inferior al 85% también tenían una mayor prevalencia de isquemia miocárdica (48% frente a 32%), de enfermedad coronaria de las arterias (54% frente a 28%), de infarto de miocardio (32% frente a 14%), de accidente cerebrovascular (22% frente a 6%), de muerte por causa cardiovascular (17% frente a 9%), y de infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o muerte en el seguimiento (65% frente a 27%) en comparación con los diabético con una capacidad para realizar ejercicio mayor o igual al 85%. Es por ello que los investigadores determinan que la disminución de la capacidad para realizar ejercicio es un factor de riesgo cardiovascular independiente y significativo ya que aumenta de media un 17,4% el riesgo cardiovascular.

Según el Dr. Leandro Plaza, presidente de la FEC, "es esencial realizar deporte a diario y adaptar nuestro cuerpo a la práctica habitual de ejercicio para aumentar su capacidad. A menudo, parece que la actividad deportiva solo se pueda hacer de manera especializada y a una hora en concreto en un gimnasio pero no es así. Lo importante es adquirir hábitos de vida como ir andando al trabajo o subir andando las escaleras, por ejemplo. De hecho, caminar es el ejercicio más fácil y un hábito que se puede repetir cada día", y "correr también es una actividad física perfecta para realizar ejercicio y mantenerse en forma. Es ideal para empezar a hacer deporte e ir evolucionando poco a poco, al ritmo de cada persona".

La FEC recuerda que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en nuestro país. Tres de cada diez personas mueren por enfermedades del corazón según los datos publicados en febrero de este 2014 por el Instituto Nacional de Estadística (INE) lo que supone el 30,30% de los fallecimientos anuales. En este informe se indica que 122.097 personas murieron durante el 2012 a causa de alguna enfermedad del corazón. Hay que seguir haciendo hincapié en el control de los factores de riesgo cardiovascular y, el sedentarismo y la obesidad son algunos de los más destacables que, además, dependen en gran parte de nuestra voluntad".