Translate

martes, 9 de junio de 2015

NORDIC WALKING CRÓNICA, IMÁGENES Y RUTA: SALIDA MUNICIPAL EL VENDRELL SÁBADO 6 DE JUNIO

Se preveía una jornada calurosa y así fue. La  primera salida municipal del mes de junio no nos dió otra opción: caminar junto al mar mediterráneo siguiendo el camino de ronda que une las playas de Coma-ruga y el Francàs con la playa larga de Roda de Barà. Un recorrido que la brisa marina y las transparentes aguas que bañan las playas de la  Costa Daurada se encargarón de refrescar.

En esta ocasión la salida no tuvo ninguna dificultad técnica y si como protagonista la arena de la playa. Con un setenta y cinco por ciento del recorrido entre la ida y la vuelta por ella, aunque desde el puerto deportivo de Roda de Barà hasta el Riuet de Coma-ruga se hizo por dentro del agua, poniendo el broche de oro final a la primera salida del mes de junio. Los participantes ya no tuvieron ningún problema en afrontar parte del recorrido por la dorada y fina arena de la playa. Con sentido común  y aplicando la cadencia y el ritmo adecuados, caminar por la arena reporta muchos más beneficios de los que pensamos. Además en menos kilómetros concentramos mucho más trabajo físico de calidad.  Es cierto que el primer pensamiento de cualquier caminador no iniciado es que caminar en arena cansa: y así es si lo hacemos mal o si preferimos mantenernos en nuestra zona de "confort". Pero si el objetivo es obtener el máximo de bienestar físico y mental a través del ejercicio físico hemos de aumentar gradualmente el grado de dificultad para obtener resultados positivos. Introducir dos o tres caminatas al mes en superficies blandas cómo la arena de la playa (primer recurso natural en nuestro territorio) sólo nos aportará beneficios físicos tan importantes cómo una mejora en la capacidad aeróbica y una mejora del tono muscular especialmente del tren inferior (piernas). Además el mar es una fuente inagotable de salud.

Los efectos saludables de la brisa marina se sitúan únicamente en una pequeña franja del  litoral entre el mar y la playa, donde las condiciones meteorológicas son de una uniformidad excepcional.
Además, las masas de agua son excelentes reguladores de temperatura. Ésta es una de las razones por lo que las curas marinas son eficaces en las afecciones reumáticas, muy sensibles a los cambios de temperatura. 

Destacar el tramo del camino de ronda que parte desde el Roc de San Gaietà (pintoresca urbanización construida entre los años 1964 y 1972)  en dirección Tarragona. La ruta discurre por un bien conservado camino que suavemente ondula paralelo al mar  entre rocas, pequeños acantilados, bosques y jardines.  Merece la pena caminar por aquí, pararse a contemplar el que nos brinda el mar mediterráneo (especialmente al amanecer o atardecer) y las excelentes vistas de las playas que se alargan hasta casi Tarragona. 

Sin prisa pero sin pausa: al final un recorrido de 13, 73 km  llenaron de energía vital nuestro cuerpo y nuestra mente.

La próxima salida es de las denominadas especiales: Special Route entre Salomó y Albinyana por las Montañas del Tet.

Descargar ruta: aquí
Descargar imágenes: aquí