Translate

martes, 21 de julio de 2015

SI PRACTICAS O NO DEPORTE COME SANO: 5 HÁBITOS SALUDABLES QUE MEJORARÁN TU SALUD Y RENDIMIENTO

Cuidar de tu su salud es sinónimo de llevar hábitos de vida saludables y resulta esencial para corredores y deportistas que desean rendir al máximo en cualquier situación.

Sin embargo, muchas personas tienen dificultad para hacerlo y cometen errores constantes que afectan su salud, su rendimiento y la forma en que se ven frente al espejo.

Por ello, para aquellos que han decidido hacer un cambio en su vida, a continuación les mostramos cinco hábitos saludables que deberías adoptar inmediatamente para mejorar tu salud y tu rendimiento.

Tú carro de compra te delata 

Es habitual ver los carros de la compra con comidas preparadas, refrescos, chocolates, pizzas, bollerías, etc. Es imposible tener una alimentación sana sino compras ingredientes que te permitan preparar comidas saludables y nutritivas.

Aléjate de las comidas preparadas, el secreto reside en comprar fresco y cocinar los alimentos de la forma más saludable posible. Lo que esté en los armarios de tu cocina o en tu refrigerador,  será lo que acabes comiendo, así que si evita comprar "comida basura” y llena tu casa de alimentos en su estado natural como las frutas y verduras que deberían estar en abundancia, tu salud te lo agradecerá.

Planifica tus comidas

Sabemos que un día tiene 24 horas, pero lo  para sacarle el máximo de rendimiento, trabajo, familia, compromisos y ocio. Sin embargo, la falta de tiempo suele ser una de las excusas más usadas para justificar una mala alimentación o la poca o nula de actividad física.

La buena o mala alimentación, no depende del tiempo libre que se disponga, sino de lo organizado o desorganizado que seas y lo más importante: del aprecio que le tengas a tu salud. Para que tu nutrición sea la adecuada y garantizar tu buena salud y rendimiento deportivo, es necesario que estructures/planifiques la forma en que te alimentarás durante todo el día.

Para ello, te recomendamos que tengas en cuenta estas sugerencias:
  1. Escribe un menú con todo lo que vas a comer durante el día. Haz una programación semanal.
  2. Elabora una lista de la compra mirando los menús que has establecido para la semana.
  3. Encuentra el momento del día en el que vas a poder cocinar tu comida. Para entonces debes de tener todo preparado, esto se refiere a los ingredientes básicamente
  4. No dejes nada a la improvisación y serás más eficiente en tu tiempo y tendrás menos posibilidades de cometer errores. Si sabes que vas a pasar 8 horas fuera de casa, asegúrate antes de que salgas de casa que llevas contigo tu comida para todo este tiempo.
  5. Piensa que puedes cocinar más raciones que las que vas a comer ese mismo día. Puedes conservarlo en la nevera si crees que vas comerlo de nuevo en un par de días máximo, si no puedes congelarlo y conservarlo perfectamente hasta la próxima vez.
  6. Haz menús variados, sé creativo y experimenta con los mismos ingredientes otras recetas.
Comes varias veces al día

Llegar a casa después de una larga jornada de trabajo con apetito no es el mejor escenario para evitar tentaciones poco saludables. Para evitar esas tentaciones y poder cumplir con la planificación del punto anterior, es recomendable que te asegures de alimentarte varias veces al día (5/6 son las ideales para nosotros). Esto te va a ayudar a mantener tus niveles de energía más estables durante todo el día evitando que con poca energía y apetito, decidas comer lo primero que encuentres.

La comida y tú: ¿una buena relación?

La alimentación debe ser entendida como la forma en la que le damos a nuestro organismo los nutrientes que necesita. De la comida hay que disfrutar, pero entendiendo que el compromiso con una vida sana implica poder comer de todo, pero de manera que mantengas un equilibrio. Ejemplo: ¿se puede comer un croissant? Sí, ¿se puede comer todos los días? No.

Muévete  


De nuevo, hoy en día vivimos con muchas prisas, estrés y a veces puede parecer que las horas no son suficientes. Sin embargo, es esencial que encuentres un momento al día para hacer algo de deporte y para ello, te recomendamos que tengas en cuenta estos pequeños consejos:

  1. Salir a correr puede llevarte sólo 30 minutos. Si no dispones de más tiempo no pasa nada, 30 minutos al día es mucho al cabo del año.
  2. Sube las escaleras y olvídate del ascensor.
  3. En vez de salir con amigos a un bar, invítalos a entrenar juntos y así poder ponerse al día y a la vez activar el metabolismo.
  4. Intenta caminar todo lo que puedas parte del camino al trabajo. Recuerda, al final del día todos todos todos los esfuerzos suman.
Y como no podía ser de otra manera te recomendamos que practiques mucho deporte como la marcha nórdica. Tu vida y tu salud te lo agradecerán.