Translate

martes, 17 de noviembre de 2015

NORDIC WALKING: EL PLACER DE CAMINAR POR EL DESIERTO Y LA AVENTURA DE DESCUBRIR


El placer de descubrir, de aventurarse por otros caminos, de explorar y arriesgarse de ir más allá de nuestra zona de confort y salir de la rutina que nos mantienen aferrados a un mismo lugar.

Caminar, con o sin bastones, es la esencia del explorador, del aventurero, del que arriesga para descubrir, sentir y emocionarse. Estamos hechos para caminar. Los pensamientos se acompasan al ritmo del corazón, y a la dimensión del espacio en el que nos movemos y ocupamos.

Definir el concepto de placer, nos ocuparía un buen número de páginas. Pero si podemos darle una definición genérica, y podríamos definirlo como el conjunto de buenas sensaciones o sentimientos positivos, que una persona consciente satisface de forma natural alguna necesidad. Ni que decir que, no todos los individuos consideran las mismas cosas como un placer. Hay quien considera el comer un verdadero placer, o el beber, el sexo, el dormir, etc., pero podemos afirmar que cada vez son más las personas que consideran la simple acción innata del ser humano como es el CAMINAR: un auténtico placer.   

VITALIDAD PARA EL CUERPO Y LA MENTE

El ser humano se transformó en sedentario en el Neolítico (Edad de Piedra). Anterior a esta Edad, los humanos eran auténticos nómadas, ya que debían desplazarse (viajar) para conseguir su sustento. Dicho de otra manera, el ser humano y su cuerpo necesita moverse para no deteriorar su salud. Así lo demanda el propio organismo y, si aprendemos a caminar bien, esta acción se convierte en un auténtico placer. 

Escaparse y desconectar es fundamental para el cuerpo, pero sobre todo para la mente. Caminar es el mejor antídoto a los problemas diarios. Ser capaces de dejar el portal de casa para iniciar nuestra caminata diaria, significa también explorar, observar, descubrir y desconectar del mundo real por un determinado periodo de tiempo, pero además la hacemos en el DESIERTO entonces añadimos un importante valor: el de la AVENTURA.

Pero como todo en esta vida, para que caminar surja los efectos deseados, debemos de tomarnos en serio su práctica, ser regulares y no menospreciarla. Caminar tiene muchas ventajas; pero si no sabemos cómo caminar bien (pisada), cuanto tiempo debemos caminar (duración e intensidad), que material hemos de utilizar (calzado, ropa, bastones) o que nutrición (hidratación) es la más adecuada si realizamos diariamente nuestra caminata. El placer puede convertirse en un sufrimiento negativo a corto o largo plazo. 

Más allá de los beneficios saludables que comparta la acción física de caminar, grandes logros y conquistas se han conseguido caminando. Conquistas del desierto, el punto más alto de la tierra, a las selvas amazónicas y a los polos norte y sur de la tierra por citar algunas.....

Caminar nos cambiará la vida. Debe ser el tiempo para respirar, para meditar y/o mejorar vuestras relaciones sociales.  Observar para sentirse parte del entorno es fundamental. Sentir en sintonía con la madre naturaleza nos llenará de fuerza y energía y promoverá un estado de ánimo positivo y vigoroso. Caminar es una verdadera válvula de escape para el estrés.

Comenzar gradualmente es fundamental, mejor en compañía.  Empezar con 2 o 3 veces a la semana durante un mínimo de 30' minutos con un ritmo cómodo, y gradualmente ir aumentando la distancia cada semana.   Al final de cada sesión no hay que olvidarse de estirar.

CAMINAR CON BASTONES NO ES UNA CUESTIÓN DE EDAD 

Sin lugar a dudas los bastones pueden parecer unos elementos extraños para quien no viene de la montaña, y aún lo son más los bastones específicos de NW, ya que su empuñadura y dragonera (guante donde enfundamos la mano) se utilizan de manera diferente que los tradicionales bastones de trekking. 

La utilización de los bastones en general requiere de un básico aprendizaje, que es muy fácil tanto a nivel técnico como físico, el cual se interioriza rápidamente con la práctica. Las claves son: constancia y paciencia.  Para obtener la máxima efectividad en cada kilómetro realizado debe aplicarse una correcta técnica. De poco sirve utilizar los bastones de nordic walking si no conocemos su técnica de base. También es importante utilizar los bastones con la medida adecuada y no olvidarnos de un buen calzado deportivo, no bota de montaña ya que este último no permitirá evolucionar correctamente cunado realicemos el paso, con la consiguiente pérdida de efectividad. 

Lejos va quedando la idea de que usar bastones de “nordic walking” o incluso de “montaña” es sinónimo de personas con problemas físicos o mayores. Por fortuna, hoy día su uso se está extendiendo, siendo reconocido por jóvenes y deportistas amantes de los deportes en la naturaleza. También sus  diversas variantes son cada día un gran aliciente para iniciarse en este deporte

Caminar con bastones de  “nordic walking” es invertir cada día en salud física y emocional.

No desaprovechéis el tiempo.  Si os decidís hacer una de las bellas y magníficas rutas de nuestro país, o lo hacéis por los cada vez más numerosos caminos y senderos bien señalizados de nuestra geografía, comprobaréis en vuestras “carnes” que caminar con bastones y en marcha nórdica es un: AUTÉNTICO PLACER Y UNA PLACENTERA AVENTURA

Salut y kilómetros!!