Translate

martes, 31 de mayo de 2016

NORDIC WALKING SERIES TÉCNICA 1º POST: EL SECRETO ESTA EN LA MANO

Si de algo estamos seguros es que caminar en técnica “nordic walking”, es otra manera de caminar. La clave de evolucionar en esta técnica se encuentra en la mano, y por ese motivo, la “dragonera” (similar a un guante) que es donde la mano va ubicada, marca la diferencia con respecto a los tradicionales bastones de caminar por la montaña, es por ese motivo que el secreto del “nordic walking” está en la mano. 

Los bastones de “nordic walking”, difieren en diversos aspectos técnicos y de diseño de los tradicionales bastones de montaña o “trekking”. En varios post os iremos desvelando las diferencias con los tradicionales bastones de trekking, la sencilla técnica para mecanizar mentalmente la acción de abrir y cerrar la mano y el valor añadido que dicha acción conlleva a nivel físico y como consecuencia directa los beneficios para la salud al igual que cualquier actividad física y deportiva. 

Si estais interesados en nuestro manual de nordic walking deportivo no dudéis en solicitárnoslo por email: aquí 

LA MANO: EXCELENTE HERRAMIENTA

La mano es la estructura más completa del cuerpo humano y una de las principales estructuras con las que cuenta el hombre para explorar y comunicarse, pero también es una  del hombre es una excelente herramienta, capaz de ejecutar innumerables acciones gracias a su función esencial: la prensión. Dicha función es de una importancia considerable dentro de todas las necesidades de la vida, es capaz de hacer una actividad de extrema violencia, como de realizar otra de infinita delicadeza y puede ejecutar tres funciones básicas: puede agarrar en una infinita variedad de formas, es un órgano sensorial sutil y puede expresar un espectro completo de emociones.

La biomecánica de la mano, puede considerarse como un sistema de segmentos óseos intercalados. Las articulaciones entre falanges se componen de ligamentos tendones y músculos.  La contracción de estos músculos, las articulaciones pueden contraerse por la interposición de tejidos flexibles y articulaciones óseas. La mayoría de los tendones de la mano alcanzan una articulación y siguen su curso por una o más articulaciones, formando así un sistema biarticular o poliarticular. 

Así pues la mano está dotada de una gran riqueza funcional que le procura una multitud de posibilidades en diversas posiciones, movimientos y acciones.

Próximo "post": La clave: abrir y cerrar