Translate

miércoles, 25 de mayo de 2016

NORDIC WALKING SERIES: VARIACIÓN DE LA FRECUENCIA CARDÍACA

La disminución de la frecuencia cardíaca es un efecto típico de un programa adecuado de entrenamiento físico. Los valores de 49-55 pulsaciones por minuto son normales en alguien bien entrenado. Sentir que el corazón late más fuerte también es normal, especialmente al estar acostado, ya que el retorno de sangre al músculo cardíaco es mayor al tumbarse que estando de pie. 

El corazón de una persona que hace deporte suele más fuerte y elástico, y en reposo puede funcionar con 20 o 30 latidos menos por minuto que una persona sedentaria. Desde luego, te recomendamos que sigas haciendo ejercicio y que evites los hábitos que pueden desarrollar factores de riesgo cardiovascular, como el tabaco, la alimentación desequilibrada y el aumento del estrés emocional.